Nosotros

Nosotros somos Prepara Familia

Asistencia, acompañamiento, defensa de Derechos Humanos


Líneas de acción

   1.

Desarrollamos Programas de atención, acompañamiento, formación y empoderamiento para las Mujeres Cuidadoras en el hospital.

    2.

Desarrollamos Programas de atención, asistencia, formación y seguimiento para los NNA hospitalizados y con patologías crónicas.

    3.

Defendemos los Derechos de los NNA hospitalizados y las mujeres cuidadoras en las instancias nacionales e internacionales.

Conoce nuestra historia


Desde 2008

La organización Prepara Familia        nació en el año 2008, iniciando el acompañamiento cercano, la asistencia y el apoyo a los              niños, niñas y adolescentes hospitalizados y con patologías crónicas.

Desde las primeras visitas de un pequeño grupo de voluntarios al Hospital J. M de los Ríos, se evidenciaba la carencia de asistencia a las madres que se trasladaban desde todo el país a la institución.

Muchas llegaban a la capital sin familia, sin dinero y sin lugar donde quedarse. La labor de Prepara Familia comenzó ofreciendo apoyo con ropa, tarjetas telefónicas para llamar y apoyo emocional a las mujeres cuidadoras de los niños enfermos.

Al empezar a frecuentar el hospital, otras necesidades se volvieron ineludibles. Las enfermeras expresaron que los servicios más necesitados eran los que atendían patologías crónicas graves: neurocirugía, urología y nefrología, todas ubicadas en el piso 5. “Había filtraciones en las paredes y aguas negras. Las enfermeras nos dijeron que no llegaban las donaciones a los niños que estaban ahí”, recuerda Katherine Martinez (directora de Prepara Familia). En tres días, el equipo consiguió donaciones de sofás cama para las mamás que dormían en el piso.

“Las mujeres dormían sobre periódicos debajo de las cunas. Cuidaban a sus hijos en el piso 5 del Hospital de Niños José Manuel de los Ríos. Era la primera vez que veían algo así en un hospital. Formaban parte de un grupo de apoyo y formación que iba a orar, cantar y dar regalos a los niños como labor social. A partir de aquella Navidad de 2007, decidieron quedarse.”

Mientras más conversábamos con las mujeres cuidadoras, nos dábamos cuenta de que se encontraban en una grave situación de vulnerabilidad, no únicamente en cuanto a insumos sino también en cuanto a acompañamiento, oportunidad y la conciencia de sus derechos. Por lo que se volvió evidente que nuestro trabajo asistencial tenía que ir más allá, dictando y organizando programas de formación en derechos humanos de las mujeres, herramientas de prevención de violencias contra las mujeres y talleres de formación en  (Constitución, Lopnna, Ley Orgánica sobre el Derecho a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, etc).

También iniciamos el programa llamado “Al Pie de la Cama” mediante el cual, las mujeres cuidadoras del Hospital J.M de Los Ríos, se capacitan para aprender un oficio sencillo (orfebrería, elaboración  de bisutería, lazos, maquillaje, peluquería, reparación de teléfonos celulares, etc). Gracias al apoyo de empresas privadas, que cancelan los honorarios del facilitador y los materiales del taller, las mujeres pueden empezar un emprendimiento en el contexto hospitalario en el que se desenvuelven. Debido a las complejas patologías de los niños, ellas deben permanecer al pie de la cama, por lo que adaptamos estos talleres a su contexto y creamos una etiqueta llamada “Madres del JM” para que puedan vender sus creaciones en el mercado en favor de una causa solidaria.

En el año 2011, gracias a las donaciones de algunos particulares y empresas, se realizó la remodelación de la sala de neurocirugía. Fueron instalados nuevos aires acondicionados, los baños fueron totalmente renovados y fueron instalados lockers para el personal. También se adquirieron sofás-camas para las madres, sillas y varios muebles requeridos.

Adicionalmente, se lograron alianzas con empresas de pañales y durante tres años dichas empresas aportaron los pañales y las toallitas húmedas para los niños de las tres salas.

Más adelante y con la expansión del programa de voluntarios a colegios privados, se comenzaron a realizar viernes de arte, de cuentos, de títeres, de manualidades; viernes musicales, espirituales una vez al mes, de celebración de cumpleaños de los niños, de las madres y del personal del hospital.

A partir de ese año, se consolidó la meta de abarcar más salas y actualmente la organización apoya a todos los servicios del hospital y a varias unidades pediátricas de Hospitales Públicos en Caracas.

En mayo de 2014

La organización adquiere personalidad jurídica propia y, al recrudecerse la situación de salud en el país, comienza el proceso de documentación e incidencia en varios niveles para proteger los derechos de los niños y sus familias.

En 2015 el gobierno disminuyó el presupuesto destinado al sector de la salud y la escasez de medicinas y equipos se agravó. En el J.M la falta de recursos no fue de un día para otro. Ese año los donativos fueron insuficientes. Faltaban antibióticos y catéteres para combatir infecciones, válvulas de presión baja, media y alta para distribuir el líquido cefalorraquídeo de los niños con hidrocefalia.

Varias alianzas fueron fundamentales para el crecimiento: la escuela de puericultura Stella Matutina ofreció un espacio para servir como centro de acopio; el grupo Acompañando en la Esperanza del Grupo Social Cesap inició el apoyo a los niños en materia de alimentación; y adicionalmente egresados de su programa “acompañando en el dolor” apoyaron a las mujeres cuidadoras.

Las mamás de los pacientes le confesaban al equipo que tenían miedo de denunciar por temor a represalias contra sus hijos y ellas mismas dentro del hospital. Pero en 2016 accedieron a algo inédito: acompañaron a Prepara Familia a una manifestación en la Plaza Altamira Sur, convocada por las organizaciones Codevida (pacientes en condiciones de salud crónica) y Acción Solidaria (pacientes con VIH).

Las donaciones en Prepara Familia aumentaron luego de esa protesta, los casos de las madres fueron reseñados por los medios.

Entre mayo y diciembre de 2017, 12 niños del Servicio de Nefrología murieron por falta de antibióticos para tratar una bacteria intrahospitalaria. El menor de ellos tenía tres años. Ese año comenzaron formalmente los esfuerzos internacionales.

En julio de ese mismo año, se denunció ante la CIDH en la audiencia Nro. 163 la situación de salud con énfasis en el caso de los niños fallecidos por el brote infeccioso y el suministro irregular de antibióticos en la unidad de nefrología. El 21 de diciembre de 2017, junto a la organización Cecodap, fueron solicitadas Medidas Cautelares ante la CIDH para los niños de la unidad de nefrología del Hospital J.M de Los Rios. Estas fueron otorgadas el día 21 de febrero de 2018. En octubre de 2018 fue solicitada la ampliación para 13 servicios más del Hospital. También la organización asistió a audiencias en varios periodos de la CIDH sobre salud, alimentación, y discapacidad.

Consecuentemente, en tres oportunidades fueron convocadas mesas de trabajo en mayo (República Dominicana), octubre (Estados Unidos) de 2018 y febrero (Bolivia) de 2019 para revisar el cumplimiento de las medidas. Prepara Familia en cada una de ellas presentó pruebas del total desacato por parte del Estado.

En febrero de 2019, nuestra directora: Katherine Martinez fue reconocida por Amnistía Internacional por su trabajo como defensora de derechos humanos. En marzo de ese mismo año, recibe el Premio de Derechos Humanos de la Embajada de Canadá en su décima edición “por su decidida y dedicada lucha para visibilizar las condiciones y necesidades de los niños y defender los derechos de los niños, niñas y adolescentes pacientes y familiares del Hospital J.M de los Ríos”.

En el mes de junio de 2019, las mujeres cuidadoras, médicos y la organización Prepara Familia, nos reunimos con la Sra. Michelle Bachelet y el equipo técnico de la oficina de la alta comisionada de Naciones Unidas. En el Informe país presentado en el mes de julio de 2019, por la Oficina de la Alta Comisionada ante el Comité de Derechos Humanos, se denuncia la situación de riesgo del Hospital J.M de Los Ríos y el impacto de la Emergencia en los niños y niñas hospitalizados, con patologías crónicas y en espera de trasplante, gracias a los Informes enviados por nuestra organización.

El 21 de agosto de 2019 la CIDH otorga la ampliación de las medidas cautelares a 13 servicios más del Hospital.

En los Informes de actualización de la alta comisionada de Naciones Unidas de finales del mes de septiembre, del 18 de diciembre y de marzo de 2020, se continúa visibilizando la situación de riesgo de los niños y niñas hospitalizados y en espera de trasplantes en el Hospital J.M de Los Ríos.

En el mes de octubre de 2019, Prepara Familia recibe el premio Monseñor Pellín por ser una de las organizaciones que “han hecho innumerables aportes a la restitución de la dignidad humana en el país”.

Ese mismo mes, como peticionarios de las medidas cautelares acudimos a Washington a la cuarta reunión de Grupo de Trabajo convocada por la CIDH para revisar el cumplimiento de las medidas cautelares otorgadas el 21.02.2018 y ampliadas a 13 servicios más el 21 de agosto de 2019.

En el mes de febrero de 2020, debido a que el Estado Venezolano prohibió la visita de los relatores de la CIDH, las víctimas, madres, médicos, enfermeras y adolescentes con patologías crónicas se reunieron por video –conferencia con los relatores, con el acompañamiento de nuestra organización.

Continuamos apoyando a los niños, niñas y adolescentes (NNA) ante las emergencias, documentando y visibilizando la situación que viven los NNA hospitalizados, con patologías crónicas y con las mujeres cuidadoras y enviando los Informes respectivos de actualización a la CIDH y al Sistema de Naciones Unidas.

 Katherine Martinez, 

(directora de Prepara Familia)

“Como organización insistimos, resistimos y persistimos en nuestro trabajo, con planes de crecer y apoyar a más personas para no permitir que la situación arruine la vida de los niños, ni el futuro del país".


Si quieres estar al tanto del trabajo de Prepara Familia te invitamos a seguirnos a través de Twitter e Instagram en @preparafamilia. Y si estás interesado en formar parte de nuestra historia o tienes algo que decirnos, contáctanos a través del correo: contacto@preparafamilia.org